Published by: 0

En los últimos 5 años el arte callejero ha estado emergiendo y se ha vuelto otra característica de la ciudad de Buenos Aires. Afortunadamente el colorido de las paredes se destaca en las distintas calles de la ciudad, iluminando y aportándole alegría a los diferentes barrios porteños.

Se puede decir que el arte callejero comenzó con los graffitti, cuestionados por parte de la sociedad y las autoridades, pero con el tiempo las mentes se fueron abriendo y hoy en día se los acepta como una pieza de arte. En la actualidad se pueden ver murales y graffitis adornando cada rincón de la ciudad.

El arte callejero surge en la década de 1970 en los Estados Unidos. Con el pasar del tiempo se fue expandiendo a otros países de diferentes continentes.  En Argentina, uno de los precursores fue Alfredo Segatori comenzando con graffiti, y spray en  los barrios de Palermo, Villa Urquiza, Coghlan y San Telmo.

De a poco muchos vecinos acceden al pedido de los artistas para que pinten sus paredes y es por esto que cada vez se están volviendo más populares los murales en Buenos Aires, además hay una normativa del año 2009 que lo  avala siempre y cuando haya consentimiento del dueño.  Los gobiernos también aceptan este arte abriéndoles las puertas a los artistas, como por ejemplo para pintar vagones abandonados u otras paredes importantes del país, no sólo de Buenos Aires.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *