Published by: 0

Buenos Aires fue fundada como una ciudad puerto en 1580 por Juan de Garay, es por esto que los porteños adquieren su apodo. El puerto ha sido vital en la economía de la ciudad y el país gracias a la interacción lograda con otras naciones.  Sin embargo, muchos ecologistas comparten que la ciudad ha sido construida dándole la espalda al río. Es un ícono de Buenos Aires, pero el acceso no es el mejor y tampoco había tantas formas de disfrutarlo.

Afortunadamente, en los últimos años parte de la costanera ha sido recuperada y un par de reservas y parques ecológicos han sido creados para disfrutar del paisaje natural que solía tener el delta. A principio del siglo XX los porteños solían concurrir a la Costanera sur, área de Puerto Madero, para bañarse y refrescarse en el río.

Un balneario había sido construido y se podían encontrar varios restaurantes y cervecerías alrededor de la costanera. Lamentablemente, en la actualidad no es recomendable bañarse en el río por la polución y porque se ha vuelto cada vez más comercial este área. De todas formas, el gobierno ha construido diferentes caminos a lo largo de la costa para disfrutar de la vista y sentir el aroma rivereño. Hay un camino llamado “El Camino de las Glorias” donde se pueden encontrar importantes esculturas de los atletas más reconocidos del país, como por ejemplo Ginóbili, Vilas, Aymar y Messi.

Este paseo puede conectarse con la visita a la Reserva Ecológica que fue recomendada en otro artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *